Junto con esforzarse por dar cumplimiento a los grandes objetivos de la Reforma Educacional, la más importante en la historia de la educación chilena, hoy en día los establecimientos educacionales del país también nos vemos en la necesidad de realizar los mayores esfuerzos para insertarnos en el actual paradigma tecnológico. Todo esto condicionado por la revolución de la tecnología, la informática y las comunicaciones como una característica propia de la era postmoderna que estamos viviendo.